Exhortación a la desobediencia

16,00

A primera vista parece un león. Y es.
Pero tiene la delicadeza del ciervo, la paciencia del gato, la lealtad del perro, la solidaridad de las aves, que se ayudan en el vuelo, el sentido del honor del toro de lidia, que se crece en el castigo, y la inteligencia de los raros hombres que dan prestigio a la condición humana.
Gallego tenía que ser.

Hay existencias