Crónicas de viaje Impresiones de un corresponsal español

23,50

Si por algo es conocido Julio Camba es justamente por su faceta de cronista viajero, por haber descollado en un género cultivado por escritores de la talla de Azorín, Josep Pla, César González-Ruano, Rubén Darío o Enrique Gómez Carrillo.

Prólogo de Antonio Muñoz Molina

Hay existencias

Category: Etiquetas , ,

Si por algo es conocido Julio Camba es justamente por su faceta de cronista viajero, por haber descollado en un género cultivado por escritores de la talla de Azorín, Josep Pla, César González-Ruano, Rubén Darío o Enrique Gómez Carrillo. Como pone de manifiesto esta antología –creada ex novo por Francisco Fuster bajo el título deCrónicas de viaje–, Camba no ejerció nunca como el turista que visita los lugares de interés recomendados por las guías.

Su ideal fue el del flâneur ocioso. Su filosofía, «escéptica y peripatética», la del hombre-sándwich: el que «no hace nada», el que solo «anda, callejea, curiosea, huele…». Camba fue un español que recorrió el mundo en un viaje interior al centro de su propia persona, trabajando durante más de dos décadas como enviado especial de los principales periódicos españoles de la época: El Mundo, La Correspondencia de España, La Tribuna, ABC o El Sol.

Esta antología ofrece al lector las ciento cincuenta mejores crónicas publicadas por el periodista gallego, incluyendo varias decenas de ellas –rescatadas de la hemeroteca– que permanecían inéditas en formato libro y se publican ahora por primera vez, agrupadas en una serie de capítulos que giran en torno a las distintas ciudades en las que Camba trabajó como corresponsal de prensa.

 

«Leer un artículo de Julio Camba tiene un efecto inmediato: le lleva a uno a leer otro artículo de Julio Camba. Escribió algunos centenares que uno nunca, nunca se cansa de leer, como no se cansa de escuchar las mejores canciones y de encontrar cada vez en ellas algún nuevo matiz.»

 

Antonio Muñoz Molina, del Prólogo

 

Peso 0.1 kg