Barcos que dejan huella. La vela. Apuntes para una memoria marítima

20,00

En este trabajo se intentan recoger algunos de los barcos recuperados por sus esforzados propietarios, hipotecando en algunas ocasiones sus propiedades con el fin de poder rescatar piezas irrepetibles de la destrucción, barcos que tras su estela dejan ilusiones y trabajo de varias generaciones…

Índice:
Introducción
Entrando en materia
Históricos
Barcos en el recuerdo
Glosario

Solo quedan 1 disponibles

Cuando el navegar era cosa de marinos, solamente aconsejados por sus conocimientos de los fenómenos meteorológicos; por su «olfato», y en muchos casos por su sangre fría, mejor dicho, «salada», que le permitía voltejear, tomar rizos o largar velas en el preciso momento, según lo precisara la navegación, conscientes de que nadie los podría ayudar en caso de errar en la maniobra…,además, los patrones y capitanes tenían que ser (eran) perfectos conocedores de la orografía de la costa por la que navegaban, conocimientos que únicamente la experiencia podía dar.

Entrar en algunos puertos impulsados solamente por el viento, era toda una demostración de pericia, cuando no se podía contar con práctico, ni remolcador, sabiendo que de faltarle la virada podía poner en grave riesgo barco y tripulación, por no hablar del pasaje y carga, que en algunos casos eran los bienes más apreciados para los armadores.

Peso 0.100 kg
Año edición

2011

Autor

Lino J. Pazos

Editorial

Demaré

Idioma

Castellano

ISBN

9788493747183

Nº de páginas

159